fbpx A Jamaica no le queda de otra que reabrir el turismo para salvarse

A Jamaica no le queda de otra que reabrir el turismo para salvar su economía

13 de Mayo de 2020 1:42am
corresponsal
playa de Jamaica, palmera sobre el mar

El Ministerio de Turismo de Jamaica, que ya ha tenido que hacer frente a pérdidas de miles de millones de dólares como consecuencia de la COVID-19, ha comenzado a planificar la reapertura de su industria para intentar salvar la economía del país.

Al igual que muchos ministros en el gobierno de Jamaica, el titular de Turismo Edmund Bartlett ha aceptado que el coronavirus (COVID-19) puede muy bien alargar su estancia durante los próximos meses y, la atención se centra ahora en intentar reabrir la economía de una manera segura.

El Ministro Bartlett dijo que el protocolo para la reapertura de la industria está casi concluído y se pondrá en marcha en breve.

"Implica toda una serie de respuestas que los trabajadores de la industria tendrán que dar y también bastantes ajustes en la infraestructura que tendrán que hacer los hoteles, así como el subsector del transporte", dijo el Sr. Bartlett.

"También implicará algunos cambios en los aeropuertos y los puertos marítimos. Por lo tanto, se trata de un conjunto bastante completo de protocolos que abarcan todos los puntos de entrada, así como la experiencia del visitante dentro del destino", añadió.

Aunque el Ministro ya ha comenzado a establecer el protocolo de reapertura, la industria turística no verá el reinicio de su actividad hasta dentro de varias semanas. Muchos hoteles de Jamaica se siguen utilizando como instalaciones de cuarentena para la población local y también albergan a nacionales jamaicanos que se espera que regresen a la isla en el marco del programa de reingreso controlado.

El cierre de muchos de los hoteles y atracciones turísticas de la isla ha paralizado la industria. En abril, el ministro reveló que de las 160 mil personas que trabajan en la industria turística de Jamaica, 120 mil de esos trabajadores ya habían sido despedidos. Las 40 mil personas restantes sólo trabajaban unos pocos días a la semana, por una fracción de su salario habitual.

Etiquetas
Back to top