Votar

Sin votos aún

Desafíos de un mundo que anda por los aires

27-06-2018

Por Leonel Nodal, especial para CND
aerolineas

En 2017 las aerolíneas comerciales trasladaron a poco más de cuatro mil millones de pasajeros en todo el mundo y para 2018 serán 4  360 millones, pero eso  es poco: en 2050 serán 16 000 millones de personas las que aborden un avión.

No  se trata de una fantasía de ciencia ficción espacial. La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), estima que la cifra actual de viajeros en avión se duplicará en 10 años.

Por su parte, la firma Vero Solutions, especializada en la industria aérea, calculó un aumento de 300% para el año 2050,  lo que provocará sensacionales cambios tecnológicos en los aeropuertos por donde transitarán 16 000 millones de pasajeros.

El más reciente reporte de la IATA a sus afiliados afirma que el crecimiento de  viajeros por aire  este año aumentará 7.0%, algo menor que el 8.1% registrado en 2017.  Aún así, será el sexto año consecutivo de un ritmo de expansión mucho mayor que el promedio de 5,5%  de las dos décadas anteriores.

Las aerolíneas recibirán más de 1 900 naves nuevas en 2018. Muchas reemplazarán equipos viejos y menos eficientes. La flota comercial global crecerá  4.2% y alcanzará la cifra de 29 600 aviones, afirma el mismo estudio del órgano rector del transporte aéreo mundial.

La demanda está recibiendo el impulso de un crecimiento económico más fuerte y el estímulo de las nuevas líneas que ofrecen servicios directos entre una y otra ciudad.
Previsiones de la entidad estiman que el número de rutas aéreas llegará a 58 000 en 2018, cifra exponente de un veloz crecimiento frente a las 52 000 existentes en 2014.

El gasto global en turismo facilitado por el transporte aéreo se espera que suba 10.4% en 2018, para llegar a 794 mil millones de dólares.

Es una excelente noticia para la economía mundial, ya que la conectividad aérea es un catalizador para la creación de empleo y el crecimiento del PIB, dijo Alexandre de Juniac, Director General y CEO de IATA.

Pero no obtendremos los máximos beneficios sociales y económicos de este crecimiento si las barreras para viajar no se abordan y los procesos se simplifican ", añadió el alto ejecutivo.

Los propios estudios de la IATA arrojan que la región Asia-Pacífico es ahora el mayor mercado de pasajeros y carga aérea del mundo con 33%  y 37% del total mundial.
En cuanto a Latinoamérica subrayó una fuerte recuperación en sus resultados financieros al alcanzar un ingreso neto de 900 millones, casi el doble de los 500 millones de 2017.

La entidad apuntó que todavía los problemas económicos de la región afectan a las líneas aéreas, que continúan luchando con infraestructura inadecuada, regulaciones onerosas y costos demasiado altos en algunos países.

Entre las novedades reveladas por la firma Vero Solutions para afrontar el vertiginoso crecimiento del flujo de pasajeros a escala mundial figuran el empleo en los aeropuertos de robots que realizarán el trabajo de check-in, tendrán acceso a los datos de los clientes y podrán comprender su estado emocional y de salud.

Nuevas tecnologías facilitarán los chequeos de seguridad y a la ahora del despegue los pasajeros podrán abordar los aviones desde pistas circulares de dos pisos, que permitirán la salida simultánea de más aviones, ahorro de espacio y mayor rapidez.

Entre los principales riesgos que amenazan a la industria aérea, la IATA enumeró la incertidumbre reinante en el curso de algunos asuntos mundiales, el avance de las fuerzas políticas partidarias del proteccionismo, el abandono por Estados Unidos del acuerdo nuclear 5+1 con Irán, la falta de claridad sobre el impacto del Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea) y los conflictos geopolíticos regionales.

A la luz de los riesgos y beneficios que ronda la industria aérea, la IATA ha hecho un llamado a los gobiernos para que intensifiquen sus esfuerzos por difundir los beneficios económicos y sociales de la aviación al eliminar onerosas barreras a la libre circulación de personas a través de las fronteras.

Existen muchas barreras para viajar, que van desde restricciones de visa y requisitos de información del gobierno hasta la capacidad de los actuales procesos de facilitación para absorber el creciente número de viajeros aéreos.

Los más de cuatro mil pasajeros que abordaron aviones en 2017 demostraron el deseo humano de explorar, conectarse, aprender y colaborar a través de largas distancias, subrayó el líder de la IATA, quien añadió que las más de 60 millones de toneladas de carga transportada por aire representaron un tercio del valor de las mercancías que se venden en el mundo.

Una investigación conjunta de la Organización Mundial del Turismo de las Naciones Unidas (OMT) y el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) sobre el impacto de la facilitación de visados indica que solo en la región de Asia Pacífico se crearán 89 mil millones de dólares en ingresos por turismo y 2,6 millones de empleos apenas con la reducción de barreras para viajar.

Cada día, puntualizó Juniac, mercancías, gente, inversiones e ideas se conectan por la red mundial aérea, que apoya 63 millones de puestos de trabajo y mejora la calidad de vida de todos.
 

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información
Aceptar