fbpx Industria ferroviaria ve con preocupación la estrategia de la UE

Industria ferroviaria ve con preocupación la estrategia de la Unión Europea

15 de Mayo de 2020 1:35am
corresponsal
estación de tren en Torino

Redacción Caribbean News Digital

La Comisión Europea dio a conocer una estrategia de turismo destinada a animar a sus ciudadanos a irse de vacaciones, temiendo que un verano sin turistas acabará con una industria que representa el 10% de la producción económica de Europa. 

Pero muchas personas todavía temen tomar un avión para esas vacaciones, y se sentirían más seguras tomando un tren para ir a su destino.

"En una realidad post-COVID, los trenes te dan mayor libertad de acción en términos de distanciamiento social: elegir trenes en horas no pico, la posibilidad de ir y estar de pie en un vagón menos concurrido si el tuyo está un poco ocupado", dice Eran Edry, un residente de Londres. "En los aviones, es como si estuvieras encadenado a tu asiento."

Pero los operadores ferroviarios dicen que la estrategia turística presentada por la Comisión Europea no sólo no fomenta este cambio modal del aire al ferrocarril para este verano, sino que parece cerrar esa posibilidad. 

Aunque la Comisión ha cumplido con la petición hecha por la aviación de no exigir o recomendar el distanciamiento social en los aviones, la estrategia ha recomendado que los gobiernos nacionales sí exijan el distanciamiento en los trenes.

En otras palabras, esto significa que los aviones no tendrían que dejar asientos vacíos entre los pasajeros, pero los trenes sí.

"Lo que están proponiendo para los trenes simplemente no es factible", dice Libor Lochman, director ejecutivo de la Confederación de Ferrocarriles Europeos. "Requerir un distanciamiento social a bordo de un tren significa que hay que reducir la capacidad entre un 40 y un 50%. Mi pregunta inmediata sería ¿quién va a pagar por eso? O las autoridades compensan las pérdidas o hay que subir el precio del billete, y la gente pasará de los trenes a los autos."

Aunque durante la conferencia de prensa realizada por la Comisión de Transportes de la UE quedó claro que el ejecutivo de la UE ha descartado recomendar el distanciamiento social en los aviones, un portavoz de la Comisión ha dicho que siguen consultando con los Centros Europeos para el Control de Enfermedades y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo y que podrían hacer esa recomendación más adelante.

Pero en el caso de los trenes, la estrategia recomienda ahora que las obligaciones de distanciamiento social se apliquen en todos los trenes, y que se aumente su frecuencia y capacidad. También recomienda que los gobiernos nacionales exijan a todos los trenes que sólo acepten a los pasajeros que hayan hecho reservas en línea con antelación, incluso para los trenes regionales. 

Esto permitiría a los trenes asegurarse de que los asientos quedan libres para el distanciamiento social. También argumenta que las estaciones de trenes más pequeñas en las que no se puede asegurar la distancia entre los pasajeros deben cerrar.

"Cuando lo lees línea por línea llegas a la conclusión de que alguien piensa que los trenes operan gratis", dice Lochman. "En condiciones normales, la distancia entre los pasajeros de un tren es mucho mayor que en un avión", dice. “Los pasajeros también tienen más libertad para alejarse más o elegir un tren menos lleno de gente. Pero exigir a los trenes que mantengan los asientos vacíos y que restrinjan el número de pasajeros no sería económicamente viable”.

trenes

El número de pasajeros de los trenes nacionales en Europa disminuyó un 85% durante las dos primeras semanas de la crisis, dice Lochman, y sólo ahora está empezando a aumentar lentamente a medida que se alivian los cierres.

Debido al cierre de las fronteras, el ferrocarril internacional de pasajeros se ha detenido casi por completo en Europa desde el comienzo de la pandemia. Las únicas excepciones son las líneas que deben funcionar debido a acuerdos gubernamentales, como el ICE de Bruselas a Frankfurt, que sigue funcionando dos veces al día. Esos trenes viajan casi vacíos ya que la gente no puede cruzar la frontera entre Bélgica y Alemania excepto por razones esenciales.

"Cuando lo lees línea por línea llegas a la conclusión de que alguien piensa que los trenes operan gratis. Los pasajeros también tienen más libertad para alejarse más o elegir un tren menos lleno de gente. Pero exigir a los trenes que mantengan los asientos vacíos y que restrinjan el número de pasajeros no sería económicamente viable”. - Libor Lochman, director ejecutivo de la Confederación de Ferrocarriles Europeos

Añadir vagones extra puede parecer una solución fácil en comparación con los aviones que no pueden hacerlo, pero eso cuesta dinero, dice Lochman. Los precios de los billetes tendrían que elevarse, y eso haría que la gente elija los aviones o los autos, particularmente si los aviones no tienen tales requisitos de distanciamiento social y no necesitan aumentar la frecuencia.

Europa tiene la red ferroviaria más desarrollada de cualquier continente, permitiendo a los viajeros llegar a los destinos turísticos en tren de una manera que no se ve, por ejemplo, en Estados Unidos. 

Sin embargo, la nueva estrategia de la Comisión Europea parece haber olvidado eso y ahora pretende incitar a los pasajeros a preferir los aviones en su lugar de los trenes.

Fuente: Forbes magazine

Etiquetas
Back to top