fbpx Una maleta robot que puede servir de guía en un aeropuerto

Una maleta robot que puede servir de guía en un aeropuerto

02 de Noviembre de 2020 12:00pm
corresponsal
maleta robot

Redacción Caribbean News Digital

Adentrarse en un aeropuerto, con sus laberínticos pasillos, interminables escaleras mecánicas y un sinfín de puertas, nunca es fácil. Ahora, imagine hacerlo si fuera ciego o débil visual.

Ese es el reto al que se enfrenta Chieko Asakawa, una científica informática e investigadora de IBM. Asakawa divide su tiempo entre los EE.UU. y Japón, haciendo el viaje mensualmente. Si viaja sin compañía, tiene que ser escoltada por el personal del aeropuerto, lo que a veces implica esperar y perder autonomía.

La búsqueda de una alternativa mejor llevó a Asakawa a inventar una maleta de alta tecnología que la ayuda a llegar a su destino de forma segura y eficiente.

Repleta de cámaras y sensores -muchas de las mismas tecnologías que se encuentran en un coche autónomo- la maleta utiliza la inteligencia artificial (IA) para trazar un mapa del entorno que la rodea, calculando las distancias entre el usuario y los objetos tanto fijos como móviles. Una aplicación de teléfono móvil se utiliza para programar un destino en la maleta, que planea una ruta y dirige al usuario a través de vibraciones en su mango.

La inventora Chieko Asakawa ha creado una maleta que permite a los usuarios invidentes navegar por los espacios públicos y evitar los objetos en su camino.

maleta robot

La maleta también cuenta con tecnología de reconocimiento facial, que puede notificar al usuario si un amigo está cerca. También puede señalar tiendas y otros lugares de interés en las cercanías y dirigir al usuario a ellos si se le pide.

El concepto ha estado en desarrollo desde 2017, en una colaboración entre IBM, otras compañías japonesas y la Universidad Carnegie Mellon de Pensilvania, donde Asakawa es profesor de servicio distinguido de IBM en el Instituto de Robótica.

Asakawa dice que hay esperanzas de comercializar la maleta y se planea un plan piloto para probarla en un aeropuerto, centro comercial y otros espacios públicos. Aunque la versión actual está demasiado llena de tecnología para contener cualquier ropa, eso podría cambiar en el futuro, dice.

Back to top