fbpx Los precios en Río durante los Juegos Olímpicos Caribbean News Digital

Los precios en Río durante los Juegos Olímpicos

11 de Agosto de 2016 1:05pm
webmaster
Los precios en Río durante los Juegos Olímpicos

La inflación que inquieta a la economía brasileña y la reciente revaluación del real hacen que viajar a la ciudad maravilla durante las Olimpiadas sea una opción un tanto más cara de lo habitual.

Viajar a Río de Janeiro para hacer turismo en una determinada época del año siempre obliga a una adecuada planificación de gastos. Pero si se pretende recalar en la ciudad maravilla durante un evento de significativa importancia, como es el caso de los actuales Juegos Olímpicos que se celebran en la urbe brasileña, el tono cambia un poco y los cálculos del bolsillo deben hacerse con especial atención, pues con la cita estival los precios tienden a subir considerablemente. A ello debemos sumarle la inflación que inquieta a la economía del Gigante Sudamericano y la reciente revaluación del real, por lo que disfrutar las olimpiadas en vivo y en directo puede convertirse en toda una Odisea.

Lo importante es estar preparados monetaria y psicológicamente para poder vivir a plenitud el evento. Cada viaje en colectivo dentro de la ciudad (por persona) cuesta 3,80 reales y un boleto llega hasta los 4,10 reales.

Para los que  alquilen un auto para su estadía, el precio del combustible es el patrón a tener en cuenta. En las estaciones de servicio de Rio, el litro de la opción más económica cuesta alrededor de 4,29 reales, mientras que la nafta premium se vende a 5,38 reales.

A la hora de comer, los restaurantes o bares sobre la playa carioca siempre tientan pero el costo de sentarse a disfrutar del paisaje y degustar un platillo local anda por las nubes. Una porción de papas fritas ronda los 20 reales,  mientras que una lata de cerveza se vende a alrededor de 6 reales, a lo que hay que sumarle el 10% de propina. En los puestos sobre la playa una caiprinha se consigue por entre 8 y 10 reales (el doble que en temporada convencional).

En el supermercado una botella de 1,5 litros de agua puede comprarse por entre 2 y poco más de 4 reales dependiendo de la marca. En tanto, la misma botella de una gaseosa de primera marca se vende por alrededor de 4,30 reales y un litro de jugo de frutas en envase de cartón cuesta 5,60 reales.

Las hamburguesas se consiguen en 20 reales y un bocadito bien surtido cuesta alrededor de 25. El pan, que para muchos es indispensable en el desayuno o en el sándwich de la merienda, tiene una amplia dispersión de precios. Hay opciones de 5,50 realas hasta marcas que superan los 8. El jamón cocido se estima en 39,90 reales el kilogramo.

Otro caso interesante para comparar es el del aceite. El precio de una botella de 500cc de aceite de girasol es de 8,65 reales. Sin embargo, en Brasil se consumen más otras alternativas, como el aceite de soja que, en el mismo supermercado, se vende por 4,50 reales en idéntico envase de medio litro.

Así que ya sabe, los Juegos Olímpicos aún no llegan a la mitad del calendario y todavía hay tiempo para llegarse a Río a vivir las alegrías del evento deportivo más esperado del mundo. Eso sí, tenga en cuenta que tendrá que aceitar la cartera porque “barato” no es la palabra de orden durante la actual cita bajo los cinco aros.

Back to top