fbpx Juegos de Río: sorpresas de todo tipo Caribbean News Digital

Juegos de Río: sorpresas de todo tipo

15 de Agosto de 2016 12:58pm
webmaster
Juegos de Río: sorpresas de todo tipo

Por decenas se cuentan las sorpresas en cada una de las ediciones de los Juegos Olímpicos, y Río de Janeiro-2016 ha aportado unas cuantas, pero las que han ocurrido no específicamente en el plano deportivo se han robado los titulares.

Por ejemplo, ha sido notoria la queja del propio ministerio de Trabajo de Brasil, por las malas condiciones laborales de unos seis mil 500 empleados de empresas vinculadas a los Juegos.

Los trabajadores han estado sometidos a jornadas excesivas, falta de pausas para alimentarse o descansar, falta del registro laboral correspondiente y de un lugar adecuado para comer, según contaron los fiscales que investigaron la situación.

Encargados de asegurar la alimentación de atletas, federativos, árbitros y voluntarios, estos empleados han logrado a través del Ministerio que se les ponga a disposición agua, se les suministre alimentación adecuada dos veces al día y que la jornada de trabajo no supere las ocho horas, con un máximo de dos horas extras.

Por su parte, el golfista argentino Emiliano Grillo vivió con angustia el debut de esta disciplina en Juegos Olímpicos. Aunque finalizó empatado en el lugar 23, lo peor para él fueron las horas de incertidumbre por el extravío de sus palos de golf, que lo tuvieron a punto de no poder intervenir en la competencia. Sus implementos personales pasaron por Miami, Nueva York, Lima y Sao Paulo antes de llegar a la sede olímpica, y lo peor es que la aerolínea no sabía dónde estaban.

Un aspecto que ha preocupado a los organizadores ha sido la escasa afición en varios escenarios, algo de lo que no ha escapado ni siquiera el voleibol de playa, creado precisamente en las arenas de Copacabana. Cuando juegan las parejas locales el estadio se llena aproximadamente en un 70 por ciento, pero cuando finalizan su duelo, gran parte de la multitud abandona el lugar y se observan muchos claros en las gradas. Por eso no ha sido extraño que disciplinas como el rugby de siete, el canotaje eslalon y el adiestramiento ecuestre hayan mostrado miles de asientos vacíos.

Al respecto, miembros del Comité Organizador de Río-2016 aseguraron que estaba previsto dar unos 240 mil boletos a niños, pero priorizaban sobre todo deportes con los cuales los brasileños están menos familiarizados.

En Londres-2012 voluntarios y personal del Ejército que trabajaba en los Juegos llenaron los asientos vacíos en los eventos, pero con un déficit de entre 400 y 500 millones de reales (entre 121 y 151 millones de dólares) por la organización del certamen, Brasil necesita recaudar más dinero con los boletos vendidos a último momento.

Más vinculado al deporte estuvo el incidente vivido por el tenista argentino Juan Martín Del Potro, quien se pasó 40 minutos encerrado en el ascensor de la Villa Olímpica por un fallo en el fluido eléctrico antes de debutar en la cita estival. El campeón del Abierto de Estados Unidos fue liberado por sus compatriotas del balonmano, pero al parecer la amarga experiencia le favoreció, pues derrotó más tarde nada menos que al serbio Novak Djokovic, el líder del escalafón mundial y máximo favorito para alzarse con el oro olímpico, días después al español Rafael Nadal, oro en Beijing-2008, y solamente lo detuvo en la final el británico Andy Murray, segundo preclasificado.

Back to top