fbpx Bocas Bali, la isla privada en Panamá que construyó su propia playa

Bocas Bali, la isla privada en Panamá que construyó su propia playa

11 de Abril de 2022 3:46pm
Redacción Caribbean News Digital
Bocas Bali

Redacción Caribbean News Digital

¿Qué hacer cuando a su isla privada le falta una playa? Si se trata del hotelero Dan Behm, entonces construye una.

Este veterano ejecutivo del sector tecnológico, que abrió el complejo Bocas Bali en Panamá el pasado mes de septiembre, acaba de añadir lo que, según él, es la primera "playa elevada" del mundo a la exclusiva isla de Frangipani, en Bocas del Toro.

"Cuando nos presentaron por primera vez la isla privada necesité un poco de convencimiento para ver más allá de la ausencia de una playa de arena blanca, pero la isla tenía todo lo demás y algunas cosas que ni siquiera sabía que quería, así que empezamos a pensar en cómo podíamos construir una playa que pareciera ser parte de la isla sin ningún impacto negativo en los manglares, el coral o la vida marina circundante", dijo Behm a Robb Report por correo electrónico.

Los ingenieros de la empresa de gestión de proyectos Marazul de Ciudad de Panamá trabajaron junto a los contratistas locales José Murillo y Erika B para construir la playa de ensueño de Behm de forma manual, utilizando muy poca maquinaria moderna. Y, tras unos nueve meses de minucioso trabajo, la singular estructura sobre el agua está finalmente terminada.

Llamada así por la palabra indonesia que significa mariposa, la nueva playa Kupu-Kupu mide unos 90 pies de largo por 20 de ancho y tiene una silueta similar a la del mencionado insecto alado. Se accede a ella a través de un paseo marítimo de madera, y se completa con la imprescindible arena blanca, palmeras y elegantes tumbonas. Además, el "Tipsy Bar" ofrece cócteles y comida ligera a los bañistas.

Sin embargo, a diferencia de una playa normal, la creación de Behm cuenta con una serie de escaleras de baldosas de cuarzo en el borde que caen en cascada hasta las aguas cristalinas de 9 metros de profundidad. Esto permite a los visitantes entrar en el mar con suavidad, como en una piscina. Desde aquí, también se puede practicar esnórquel, kayak y otras actividades acuáticas.

Bocas Bali

 

Además de la playa, Bocas Bali ofrece 16 villas sobre el agua. Por supuesto, Bocas Bali es algo más que la playa. Este complejo boutique cuenta con 16 villas sobre el agua hechas a medida que fueron enviadas desde Bali al otro lado del mundo tras unas 1.100 horas de tallado a mano en Java. 

Del mismo modo, el restaurante Elephant House del complejo también se envió desde Bali y tiene unos 100 años de antigüedad. Otro punto destacado es la casa club Colonnade, que incluye una piscina de agua dulce de 20 metros, una cafetería, un gimnasio y un spa.

Por si fuera poco, Bocas Bali es 100% independiente de la red eléctrica. Toda la electricidad se genera mediante paneles solares, mientras que las cuencas de captación almacenan agua de lluvia fresca para todas las necesidades del retiro.

Pero Behm aún no ha terminado. El hotelero dijo a Robb Report que el complejo va a tener un puñado de impresionantes casas en los árboles diseñadas por la diseñadora balinesa Elora Hardy, junto con una colección de jardines botánicos de primera clase. La primera casa en el árbol estará terminada el 1 de julio.

Etiquetas
Back to top