fbpx Duro revés para la Helms-Burton frente a Meliá

Duro revés para la Helms-Burton frente a Meliá

04 de Septiembre de 2019 8:50pm
Leonel Nodal
Melia

Una demanda planteada por la familia Sánchez-Hill contra Meliá Hotels Internacional fue la primera resolución archivada por un tribunal europeo, tras la activación de la ley estadounidense Helms-Burton contra Cuba.

La orden de la justicia española que descarta la demanda planteada contra el grupo hotelero Meliá por la familia Sánchez- Hill, la cual pretendió obtener una millonaria compensación monetaria por presunto uso ilegal de propiedades nacionalizadas en Cuba, resulta un duro golpe para quienes intentan frustrar el desarrollo turístico de la Isla al amparo de la ley Helms-Burton.

El pasado 3 de julio, herederos de Rafael Lucas Sánchez-Hill, quien fue dueño de la finca azucarera Santa Lucía, en la oriental provincia de Holguín, expropiada por el gobierno revolucionario cubano mediante aplicación de la ley 890 de  1960, radicaron su demanda en el Juzgado de Primera Instancia no.24, de Palma de Mallorca.

Los demandantes presentaron su reclamo en nombre de la  sociedad Central Santa Lucía L.C. radicada en Norteamérica con el argumento de la supuesta explotación ilegítima por parte de Meliá Hotels International de los hoteles Paradisus Río de Oro y Sol Río de Luna y Mares, de los que es propietaria la empresa estatal Gaviota.

En su defensa, la compañía española Meliá alegó falta de jurisdicción y de competencia judicial internacional de aquel juzgado para ventilar una demanda de una compañía radicada en Estados Unidos, que basaba su argumento en la presunta ilegalidad de la ley cubana por la que fue expropiada.

Según resaltó un comunicado emitido por Meliá Hotels International, el Tribunal percibió que en realidad el objeto del procedimiento pasaba obligatoriamente por el previo enjuiciamiento de la licitud del acto de nacionalización acordado en su día por el gobierno cubano.

La decisión final del Juzgado de Primera Instancia no.24, de Palma de Mallorca, difundido el 3 de septiembre, fue concluyente, al rechazar como un todo el reclamo de los herederos de Sánchez-Gil y ordenar que la causa fuera archivada.

Leer este artículo completo en Excelencias Cuba

Back to top