fbpx Mari Carmen Obregón y el efecto WOW en los destinos turísticos

Mari Carmen Obregón y el efecto WOW en los destinos turísticos

19 de Junio de 2020 11:27pm
corresponsal
Mari Carmen Obregón

Entrevista exclusiva con Mari Carmen Obregón

Por Armando de la Garza

¿Sabes cómo se hace un destino Wow? ¿Has oído hablar o has leído sobre este concepto? Todas las respuestas las tenemos de boca de Mari Carmen Obregón, una escritora y conferencista mexicana especializada en Motivación y Reinvención Creativa. Fue nombrada como una de las 30 promesas de los negocios en México por la revista Forbes y es autora del libro “El Efecto WOW: la técnica para sorprender y diseñar lo extraordinario”.

Mari Carmen Obregón conversó en exclusiva con la corresponsalía de Caribbean News Digital en Ciudad de México.

En esta ocasión vamos a conocer un poco sobre lo que se debe hacer para lograr un destino Wow, que tenga esa esencia y esa magia de un destino sorprendente. Para ello Mari Carmen nos hablará un poco sobre este tema.

Mira, es muy interesante que propongas esta cuestión, porque las experiencias extraordinarias tienen varias características. Una de ellas son los escenarios en los que ocurren siempre, uno de ellos es el “escenario esencial”, en donde se cumple la promesa de lo que se espera de ese destino, y estamos tocando las emociones básicas, y hacemos referencia a la famosa frase de El Principito: “lo esencial es invisible a los ojos”.

Cuando haces lo que tienes que hacer allí se está la emoción de la conexión, pero ahí aún no está lo que provoca el efecto Wow, que es una memoria para siempre y una historia que contar. Es decir, en un destino cuando todo está limpio y todo es cómodo, es la parte “no sexi” de la experiencia, sin embargo, absolutamente necesaria. Si no tienes eso bajo control, no puedes pasar al siguiente, que es el del efecto Wow.

Pero lo más importante es conectar con las emociones y lograr estas cuatro fases: “me acuerdo de ti”, “platico de ti”, “te recomiendo” y además “lo quiero volver a vivir”, para lograr el efecto Wow. En sí, hay que plantear estrategias que sorprendan, pero también manteniendo el suspenso, en un equilibrio perfecto con el cliente. Hay que tener en cuenta que lo especial, a veces se convierte en lo esencial, y es lo que caracteriza al destino, esto no es malo, pero hay que tener en cuenta lo que funciona y lo que no.

Así funciona el tema de lo sorpresivo y el suspenso. Con este último se trata de evolucionar la experiencia, teniendo en cuenta la creatividad. Esta no es una línea recta, sino un proceso en círculo. Porque después de creada una experiencia Wow, se trata de implementarla, observarla, y con base en lo observado se le hacen ajustes, y se lanza la segunda versión. Entonces la creatividad es estar evolucionando, no hay un punto final.

Lo que sucede es que tenemos directores, funcionarios o gerentes que son todólogos, y no se acercan a la gente, que son realmente para las que se aplica esa experiencia, las que pueden enseñar el camino para sorprender ¿no?

Me encanta lo que dices, pues una de las cuestiones que más recomiendo para la creación de experiencias, es la simplicidad y la claridad, que parecería, no son parte de algo Wow, pero te diría que sí. Porque si queremos hacer todo para todos, vamos acabar siendo nada, para nadie, y hablo de personas y de destinos. Entonces si queremos abarcar todo, las cosas se harán a medias. Es mucho más efectivo e impactante que un destino decida ser relevante por un solo tema, para sorprender con más cosas.

Mari Carmen Obregón

 

¿Y cuáles serían los pasos para crear una experiencia extraordinaria?

Bueno, lo primero sería identificar el propósito; es decir responder a la cuestión: qué emoción quiero hacer sentir cuando se entre en contacto con el destino, y todo empieza desde la persona que recibe en el aeropuerto, hasta la precisa en plataformas on-line, ahora con las digitalizaciones. Ese es el punto de partida del diseño específico de una experiencia extraordinaria.

Sí estoy de acuerdo, las experiencias en particular son las que hacen que un destino se quede guardado en la memoria, y a su vez lo que incita q que se repita.

Exacto, porque ya cuando ubicas la emoción concreta que quieres generar entonces viene lo que mencionas: qué idea creativa nos permite que tú puedas vivir esa emoción a través de lo que yo hago, porque aquí es donde hay una gran oportunidad. Las personas ahora están viviendo para experimentar nuevas cosas, y romper la rutina, y hay millones de formas de comunicarlas, de hacerlas sentir.

Se debe encontrar siempre un elemento diferenciador y en torno a este construir una experiencia. Por ejemplo, alrededor de un hotel o de este destino específico se siembran manzanas. Por qué no entonces valorar este elemento, te reciben con una probadita de un mini pie de manzana, el cuarto con olor a manzanas, se pueden hacer llegar recetas o cosas relacionadas con ella. Entonces lo que ocurre es que esta fruta va a ser esa ancla de recordación porque ya está personalizado.

Eso es lo que hay que identificar para evitar ser copias unos de otros. Cada destino, cada persona y cada empresa tiene un elemento que lo caracteriza. Pero sobre todo la forma particular de comunicar y crear esa experiencia extraordinaria. Se trata de poner el escenario, pero quien finaliza y crea en sí la experiencia es cada persona que la vive, eso es lo maravilloso.

Etiquetas
Back to top