fbpx Síndrome Pulmonar por Hantavirus Caribbean News Digital

Síndrome Pulmonar por Hantavirus

14 de Noviembre de 2013 6:02am
webmaster

El Síndrome Pulmonar por Hantavirus (SPH) es una zoonosis vírica que se caracteriza por un cuadro de fiebre, mialgias y trastornos gastrointestinales, seguido de aparición repentina de dificultad respiratoria e hipotensión.

El agente causal pertenece al género hantavirus, familia Bunyaviridae. La infección se adquiere principalmente a través de la inhalación de aerosoles que contienen el virus, procedentes de excretas de roedores infectados. Los roedores Muridae/Cricetidae han sido considerados los reservorios tradicionales de los hantavirus, aunque algunos estudios describen la presencia del virus en una amplia variedad de especies como musarañas y murciélagos.

El periodo de incubación varía de unos días a seis semanas. La tasa de letalidad puede llegar hasta 35-50%.

Durante los últimos años, en las Américas se siguen confirmando casos de Síndrome Pulmonar por Hantavirus (SPH) en Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá, Chile, Ecuador, Estados Unidos de Norteamérica, Panamá, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

Considerando el aumento de las infecciones por hantavirus en algunos países de la Región durante el 2012 e inicios del 2013, la Organización Panamericana de la Salud (OPS)  y la Organización Mundial de Salud (OMS) recomiendan a los estados miembros continuar con sus esfuerzos para la detección, investigación, notificación, manejo de casos y toma de acciones para la prevención y el control de infecciones por hantavirus.

La OPS y la OMS recomiendan que el Síndrome Pulmonar por Hantavirus (SPH) debe ser parte del sistema integral de vigilancia del país y debe abarcar aspectos clínicos, de laboratorio y ambientales. La identificación de un número excesivo de casos en una zona en la que se produce en forma conocida la transmisión de hantavirus, obliga a buscar una explicación y también brinda la oportunidad de ampliar los conocimientos sobre el virus.

La identificación de un solo caso en una zona en la que no se había registrado infección alguna por hantavirus obliga a hacer una evaluación médica y epidemiológica integral, realizar un análisis del factor de riesgo/exposición individual y una evaluación ecológica/ambiental a fin de elaborar estrategias futuras de prevención y control.

La identificación temprana y la atención médica oportuna mejoran el pronóstico clínico. Para la sospecha clínica de el Síndrome Pulmonar por Hantavirus  (SPH), el clínico debe recurrir a la combinación de tres factores: datos epidemiológicos que lo orienten hacia la posible exposición del enfermo, las manifestaciones de fiebre y mialgia, y trombocitopenia. El primer dato analítico que se altera es el recuento de plaquetas, y si se aprecia un recuento bajo o decreciente, está indicada la hospitalización para observación.

Las medidas de educación sanitaria deben tener como objetivo incrementar la identificación y el tratamiento oportuno de la enfermedad, y el prevenir casos por la disminución del contacto de las personas con los roedores. Las medidas de educación sanitaria deben ser dirigidas tanto al personal sanitario como a la población en general.

Se recomienda implementar un manejo ambiental integral, con el objetivo de reducir la población de los roedores. Estas medidas deben estar adaptadas a la realidad local.

Las medidas de prevención también deberán abarcar los riesgos ocupacionales y los relacionados con el turismo ecológico. Casi todas las actividades turísticas clásicas conllevan escaso o nulo riesgo de exposición de los viajeros a los roedores o sus excretas. Sin embargo, las personas que se dedican a actividades al aire libre, como campistas o excursionistas, deben tomar precauciones para reducir la posibilidad de exposición a materiales potencialmente infecciosos.

En ese sentido, es importante que las autoridades informen sobre los riesgos y medidas de prevención a las personas que realizaran estas actividades.

(Email: javalera@infomed.sld.cu y valerajo23@gmail.com)

Back to top