Votar

Sin votos aún

Máximo Gómez Báez, un hombre dos patrias

17-11-2016

Por: Alain Valdés Sierra
maximo gomez

Indiscutiblemente es Máximo Gómez Báez una figura indispensable de la historia cubana cuyo accionar y legado son necesarios conocer parte importante de la historia de la Mayor de las Antillas, sobre todo la relacionadas con las gestas independentistas de la segunda mitad del siglo XIX y la etapa de la ocupación militar estadounidense hasta el nacimiento de la república en 1902.

Justo cuando se cumplen 180 años  de nacimiento del insigne patriota,  en la hermana República Dominicana se hace honor a su figura con la celebración de un encuentro que revive pasajes de su vida y es organizado por el Instituto Cubano de Historia y la delegación diplomática de Santo Domingo en La Habana.

El taller titulado 180 aniversario del Natalicio del Mayor General Máximo Gómez reunió a historiadores  e investigadores de ambos países en un ameno e instructivo intercambio que trató aspectos esenciales si se quiere entender la personalidad y el carácter del prócer cubano-dominicano.

El encuentro inició con la conferencia magistral  Máximo Gómez, en la fragua de un destino glorioso, a cargo de Joaquín Gerónimo Berroa, embajador de República Dominicana en Cuba, que desde una perspectiva histórica trató los primeros años del guerrero en su Baní natal, la importancia del entorno familiar en la formación de su carácter, y el contexto en que se movió su vida militar en el ejército de ese país, donde llegó a alcanzar el grado de capitán.

Gerónimo Berroa destacó la influencia del círculo familiar de Gómez en la proyección futura del General en Jefe del Ejército Libertador de Cuba, la relación con su madre y sus ocho hermanas, y los valores transmitidos que luego reprodujo en la familia que creó junto a la cubana Bernarda del Toro.

El diplomático hizo especial hincapié en la etapa militar, primer al servicio del ejército dominicano contra las invasiones haitianas, luego en la Guerra de Restauración Dominicana, hasta  que emigra a Cuba en 1865.

El representante de Santo Domingo en La Habana también resaltó el valor de Gómez  como símbolo de la unidad entre ambos países y lo definió como “el más grande guerrero internacionalista de su tierra”.

Otra intervención importante fue la de René González Barrios, presidente del Instituto de Historia de Cuba, quien señaló el deber de la institución de organizar un encuentro dedicado a Gómez en tan importante fecha por su papel trascendental en la historia de la Mayor de las Antillas.

Siguiendo esa línea recordó el trabajo que especialistas de ese centro de estudios ha desarrollado asesorando a sus contrapartes en los museos de Montecristi, donde Gómez y José Martí firmaron el histórico manifiesto que recoge las ideas para organizar la Guerra de 1895 o Necesaria, y de Baní, lugar donde nació el legendario militar.

Sin embargo, apuntó, en Cuba no existe un museo dedicado al estratega de la Campaña Circular y la Invasión, “es una deuda que con tan importante figura de nuestra historia tenemos que saldar”.

El programa de actividades del Taller 180 aniversario del Natalicio del Mayor General Máximo Gómez incluye además otras conferencias que abordan diferentes facetas de la vida del Generalísimo como su pensamiento político, sus concepciones éticas, y el papel que jugó durante la ocupación norteamericana y el nacimiento de la república.

También contempla la proyección del documental Máximo Gómez, hijo del destino, del realizador dominicano Ramón Elías Reyes, y una peregrinación hasta la tumba del prócer en la Necrópolis de Colón, en La Habana, donde será colocada una ofrenda floral.
 

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información
Aceptar