Votar

Sin votos aún

Argentina: Investigan al empresario español Antonio Mata por presunto fraude

01-09-2010

Argentina. El empresario español Antonio Mata será indagado por un juez de este país que lo acusa de defraudación contra la administración pública, en maniobras presuntamente destinadas a perjudicar a la compañía Aerolíneas Argentinas entre los años 2000 y 2002, informa la agencia local DyN.

En aquel momento Mata era titular de Air Comet, una aerolínea del Grupo Marsans, cuya subsidiaria Interinvest también controlaba a la compañía aérea de bandera Aerolíneas Argentinas. Según la imputación que investiga el juez de instrucción Alberto Baños, el empresario español también ejercía como presidente de Aerolíneas, "cargos que resultaban incompatibles, perjudicándose así los intereses de la línea aérea argentina”.

Un cable de Dpa abunda que el magistrado investiga asimismo un asiento presuntamente falso en el balance de Aerolíneas Argentinas en 2001, mediante la capitalización de 1.238 millones de pesos (en ese momento igual cifra en dólares) aportados por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales de España (SEPI) que "se trataba de meros asientos contables".

"La aprobación del balance se concretó el 18 de octubre de 2002, despojando al Estado Nacional de su participación activa en la aerolínea de bandera", sostiene la acusación.

También se investiga "la entrega de 758 millones de dólares que habría realizado SEPI a Air Comet -empresa controlante de Interinvest SA, que a su vez resulta ser controlante de Aerolíneas Argentinas SA- cuando esa suma debía destinarse a cancelar pasivos de Aerolíneas Argentinas, hecho que no ocurrió".

"Por el contrario, Antonio Mata Ramayo, como presidente de Air Comet, con el dinero adelantado por la SEPI habría abonado 195 millones de dólares en España a distintos bancos acreedores de Aerolíneas y se subrogó en el crédito", precisa la imputación.

El juez citó a Mata y a otros ex directivos de las empresas y abogados a declarar, por orden de la Sala Tercera de la Cámara en junio pasado, tras revocar una resolución que declaraba prescripta la causa, confirma el reporte de prensa

Aerolíneas Argentinas y su subsidiaria Austral fueron privatizadas a principios de los años 90, durante el gobierno del peronista Carlos Menem (1989-1999) y adquiridas por Iberia. Su administración fue problemática y años más tarde la Sociedad Española de Participaciones Industriales (SEPI) se hizo cargo.

La SEPI también enfrentó dificultades y en 2001, tras varios meses de negociaciones, se acordó la venta de la empresa al grupo Marsans.

Pero regresaron los problemas operativos y económicos a la compañía aérea, que se vieron agravados por las protestas sindicales y la falta de inversión. El Estado argentino se hizo cargo a mediados de 2008 de los gastos operativos de Aerolíneas Argentinas y Austral para permitir que continuara operando, y meses después el Congreso aprobó su nacionalización.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información
Aceptar