Sin votos aún

Panamá promociona turismo de aventuras en mercados internacionales

Campo de antenas en la cima del Volcán Barú, el punto más alto de Panamá.

Panamá es un destino de contrastes y diversidad de ecosistemas de selvas, playas y montaña. Más allá de la modernidad de su capital, hacia el interior emergen imponentes paisajes idóneos para el turismo activo y los deportes de aventura al aire libre.

A la vez, existen parajes cercanos a la costa y espacios marinos que permiten la práctica de deportes acuáticos y en contacto con la naturaleza.

En ese sentido, el país centroamericano desarrolla una agresiva campaña internacional de promoción para atraer turistas.

Ascenso a la cima del Volcán Barú

Alcanzar la cima del Barú es una gran aventura que permite pernoctar en la parte más alta del volcán. Con una altura de 3.475 metros, el ascenso al punto más elevado de Panamá no implica dificultad y puede realizarse desde las poblaciones de Volcán o desde Boquete.

Desde lo más elevado del Barú, en los días más claros, se divisan el Océano Pacífico y el Mar Caribe.

El volcán se encuentra inactivo desde hace siglos. Las laderas del monte son ideales para caminatas y senderismo, pues están cubiertas de exuberante bosque nuboso formado por grandes árboles cubiertos de musgos y líquenes.

Durante la caminata de ascenso, de un poco más de cuatro horas, se tiene la oportunidad de observar especies de aves únicas, como el quetzal. Los poblados aledaños al volcán son muy pintorescos y la agradable temperatura, así como el exquisito paisaje de montaña, forman un escenario perfecto para la actividad.

Senderismo por parques naturales

Panamá brinda la oportunidad de adentrarse en entornos silvestres, practicando senderismo dentro de áreas naturales protegidas en las que se puede apreciar de cerca la rica biodiversidad del destino centroamericano.

En todo el país se encuentran varios parques naturales dotados de senderos delimitados y miradores para el disfrute del senderismo de naturaleza. Muy cerca de la capital son posibles las caminatas por los senderos de vida silvestre del Parque Soberanía, que cuenta con el Camino de Cruces, el Camino Oleoducto y los senderos Plantación y El Charco.

Otra de las opciones para el ecoturismo se localiza en la Ribera del Canal, entre los poblados Paraíso y Gamboa, y en el Parque Nacional Summit.

También es posible combinar playas y senderismo en Taboga. Subir a la parte más alta de la isla por el Camino de las Tres Cruces es una opción que permite extraordinarias vistas del pueblo, de los barcos que acceden al canal y de la vecina isla de Urabá.

Rafting, deporte extremo en cientos de río
Panamá es un país con cientos de ríos que desembocan en las costas del Caribe y del Pacífico, algunos muy caudalosos y de fuertes corrientes.

En algunos de ellos se practica el river rafting, un deporte extremo consistente en la navegación corriente abajo sobre balsas inflables y sorteando los rápidos de aguas espumosas.

En la zona de Chiriquí es posible practicar este deporte de aventura en numerosos ríos como el Sereno, Dolega, Esti o Majagua.
El río Chiriquí Viejo cuenta con tramos para experimentados en Las Vueltas-Salsipuedes, de espectaculares caídas de agua y cañones, abruptos saltos y fuertes corrientes, y en la sección Palón, que presenta además una imponente cascada de casi 10 metros de altura.

En las cercanías de la ciudad de Panamá se encuentran los rápidos del río Chagres, en el Parque Nacional del mismo nombre situado en la región del Canal de Panamá.

Paraíso del avistamiento de aves

Más del 35% del territorio panameño está protegido en parques nacionales o reservas naturales. Estas áreas de valor ecológico constituyen el hábitat de 220 especies de mamíferos, 240 de reptiles, cerca de mil de aves y más de diez mil de plantas vasculares.

En numerosos espacios y parques naturales del país, algunos de ellos hábitat de especies endémicas o en extinción, puede practicarse el avistamiento de aves. El quetzal, la guacamaya y el tucán constituyen las especies más exóticas.

En general, se trata de espacios naturales de fácil acceso que ofrecen además visitas guiadas y caminatas por senderos delimitados entre vegetación tropical. Los parques Nacionales de Soberanía, Volcán Barú, Pila, Chagres o Valle de Antón son algunos.

Además, existen otros cercanos a la capital como el Parque Natural Metropolitano, el Sendero del Oleoducto y el Jardín Botánico Summit, donde se puede conocer el águila harpía.

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.