Buscar

Votar

Sin votos aún

Observadores califican de positivo proceso electoral pero advierten sobre injerencia del Ejecutivo

06-05-2014

Destacando su madurez cívica y vocación democrática demostradas el domingo en la jornada electoral, la Misión de Observación Electoral de la Organización de los Estados Americanos (MOE/OEA) en Panamá, encabezada por la Dra. Lourdes Flores Nano, felicitó al pueblo panameño.  Esa vocación se evidencia en la masiva concurrencia a las urnas, en el clima de respeto en que se dieron las votaciones, en la rápida aceptación de los resultados y, sobre todo, en la decisión tomada por la ciudadanía de preservar los equilibrios democráticos en el país.
Durante una conferencia de prensa realizada ayer en un hotel de la localidad, la Misión saludó especialmente al Tribunal Electoral por su ejemplar conducción del proceso, que reafirma su prestigio como una de las instituciones más reconocidas del país. La MOE/OEA lamenta que a lo largo de la campaña se haya pretendido minar la credibilidad del Tribunal a través de denuncias contra sus integrantes, una desafortunada tendencia observada en otros países de la región. Junto con ello, reconoció el trabajo del cuerpo de Delegados Electorales que permitió que el proceso se diera en condiciones de tranquilidad.

Sin embargo, y sin dejar de reconocer el desarrollo exitoso de esta elección, la MOE/OEA considera importante mencionar algunos aspectos de este proceso electoral que no pueden obviarse y que requieren atenderse con particular urgencia. Con especial preocupación la Misión ha constatado la visible injerencia del Poder Ejecutivo en la contienda, de múltiples formas. Los candidatos del partido oficialista se beneficiaron durante la campaña con la utilización de recursos públicos, en particular, más no únicamente, a través de la voluminosa difusión de las obras realizadas por el gobierno. Estas situaciones crearon profundas asimetrías en la contienda electoral.
Este último punto es reflejo de una preocupación más amplia y acaso más importante. La Misión desea enfatizar la urgencia de que las más altas autoridades del Estado den ejemplo de cumplimiento riguroso de las normas electorales. Ello es importante como una forma de educar cívicamente a la ciudadanía y de dar vigencia efectiva a las reglas esenciales para la convivencia democrática. Las violaciones flagrantes y toleradas de la normativa electoral por parte de las autoridades del estado devalúan el proceso democrático y el Estado de derecho.
Durante el día de la elección, los 54 expertos y observadores internacionales desplegados por la OEA en todo el país visitaron 290 centros de votación. A ello se añade un conjunto de estudios realizados por la Misión sobre temas relacionados con la calidad del proceso electoral, tales como equidad de género, financiamiento de campañas, seguridad electoral, inclusión de grupos sub-representados, voto en el extranjero y resolución de disputas electorales.
De acuerdo con los reportes de nuestros observadores en el día de ayer, todas las mesas contaron con los materiales necesarios para el ejercicio del sufragio, y en casi la totalidad de los centros de votación los espacios para votar eran adecuados. Asimismo, se constató la presencia de miembros de los principales partidos en prácticamente todas las mesas de votación del país. Cabe mencionar que un 69% de los integrantes de las mesas observadas fueron mujeres, una alentadora muestra de progreso que también se vio reflejada en el número de mujeres que cumplió con el rol de fiscal partidario.
La Misión reconoce como un ejercicio positivo la puesta en práctica del voto electrónico en uno de los centros de votación de la ciudad capital. Del mismo modo, la Misión desea resaltar los esfuerzos por garantizar el acceso al voto a aquellas personas que se encuentran en hospitales, hogares de adultos mayores y centros penitenciarios, así como para los naturalizados y panameños en el extranjero. Ello es testimonio de una clara vocación incluyente, que debe ser celebrada.
Igualmente, la Misión ha constatado con preocupación la precaria regulación del financiamiento de campañas. La normativa no establece límites ni controles a las donaciones privadas y/o los gastos electorales. Debido a la escasa reglamentación, la campaña ha tenido un costo a todas luces exorbitante, al tiempo que ha estado desprovista de transparencia en cuanto al origen de los fondos. Es imperioso, en nuestra opinión, que los actores políticos panameños se planteen la regulación del papel del dinero en la actividad política, con miras a fortalecer la equidad y la integridad del sistema democrático.
En relación con el papel desempeñado por la Fiscalía Electoral en este proceso, la Misión considera importante replantear el rol que actualmente cumple esta entidad, que es el eslabón más débil de la institucionalidad electoral del país. La MOE/OEA recibió reiteradas quejas sobre omisiones de la Fiscalía en la tramitación de denuncias y sobre su pasividad para actuar de oficio ante claras violaciones a la ley electoral. Esa pasividad, también es justo decirlo, se ve agudizada por defectos en el diseño de las normas que rigen el ámbito de acción de la Fiscalía. La Misión enfatiza la necesidad de fortalecer a la institución en cuanto a sus prerrogativas, recursos humanos y materiales. También considera indispensable que la Fiscalía Electoral y el Tribunal Electoral desarrollen vínculos institucionales permanentes y fluidos para cumplir de manera armónica con el rol que les corresponde en las distintas etapas del proceso electoral.
La MOE/OEA invita a las instituciones electorales, a los partidos políticos y a la Asamblea Nacional a conformar nuevamente la Comisión Nacional de Reformas Electorales. Esta instancia, que se ha constituido en un espacio de diálogo privilegiado, ha sido fuente principal de importantes mejoras al proceso democrático a lo largo de varios ciclos electorales. Es, de hecho, una práctica ampliamente reconocida en el resto del hemisferio. Debido a la importancia de las sugerencias derivadas de esta instancia, la MOE/OEA exhorta a la Asamblea Nacional recién electa a considerar seriamente la incorporación de las recomendaciones que emanen de ese proceso de diálogo, a fin de continuar con el perfeccionamiento del sistema electoral panameño.
La Misión de Observación Electoral de la OEA en Panamá presentará ante el Consejo Permanente de la Organización un informe que recogerá las observaciones y recomendaciones surgidas del trabajo realizado. Por último, la MOE/OEA desea agradecer a los gobiernos de Bolivia, Chile, Corea del Sur, Estados Unidos, Francia y Perú por sus generosas contribuciones financieras para el desplazamiento de esta Misión.

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información
Aceptar