Buscar

Votar

Sin votos aún

El Valle de Antón: La India Dormida

07-03-2017

En el Valle del Antón habita una leyenda. Se cuenta que en estos parajes vivió Flor del Aire, la hermosa doncella hija del cacique Urracá. Dicen también que en la época en que llegaron los conquistadores españoles al Istmo, la preciosa Flor del Aire se enamoró de uno de los caballeros hispanos. Pero Yaraví, el más fuerte y agresivo guerrero de la tribu, estaba enamorado de la hija de Urracá. Al enterarse que la doncella le había entregado su corazón a uno de los conquistadores, él decidió quitarse la vida y se lanzó al vacío desde una montaña, frente a la mirada atónita de Flor del Aire.

La princesa, acongojada por la muerte de Yaraví, decidió olvidarse de su amado español y empezó a vagar por las montañas llorando su desventura, hasta que la muerte la sorprendió recostada en lo alto y mirando hacia el cielo. Se dice que la naturaleza, decidió perpetuar la silueta de la princesa en el Valle del Antón, donde una hermosa montaña que sobresale en la cordillera asemeja a una india dormida.

El Valle del Antón, ubicado en la provincia central de Coclé, a sólo dos horas, 120 km de la Ciudad de Panamá por la carretera Panamericana, ocupa 30 kms de hermosos terrenos entre llanos y elevaciones.

El valle es también conocido como el lugar de la eterna primavera en Panamá y por sus encantos y ambiente bucólico algunos escritores lo han considerado como un santuario para la meditación. Solamente los fines de semana, la calma habitual del sitio se ve un tanto alterada con la visita de locales y extranjeros que buscan en este lugar de la geografía panameña un poco de esparcimiento. Este paradisíaco lugar se eleva a 600 metros sobre el nivel del mar, con un clima fresco y agradable. Según los geólogos, el valle es el cráter o caldera de un extinto volcán que existió durante la prehistoria, razón por la cual en sus alrededores hay una gran cantidad de colinas y rocas volcánicas.

Quienes visitan el Valle de Antón tienen la oportunidad de revivir la leyenda, si deciden escalar hasta la cima de la montaña en un recorrido que dura hora y media aproximadamente. Al inicio del camino está la también famosa «Piedra Pintada» que los expertos califican como un mapa del territorio vallero, donde se recoge, en petroglifos hechos por los antepasados indígenas, gran parte de la historia del lugar. En otro punto del recorrido hacia las alturas se localizan tres chorros: el de Los Escondidos, el de Los Enamorados y el Salto del Sapo, justo en este último se encuentran también petroglifos semejantes a los de la referida «Piedra Pintada».

Para llegar a la cima de la montaña el viajero puede hacer el recorrido a pie, siguiendo el camino frente a la Piedra o subir en un carro tipo 4 x 4, tomando el Camino de la Cruz. Una vez se conquista la cima de la India Dormida, el turista disfruta del clima fresco, de la naturaleza silvestre y de una vista espectacular a más de 700 metros sobre el nivel del mar.
 

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información
Aceptar