Buscar

Votar

Sin votos aún

Ampliación del Canal de Panamá entre paros y sobrecostos

09-05-2014

Por Darma L. Zambrana

 

Los obreros de la construcción afiliados en el Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (SUNTRACS) han empezado este miércoles a retornar a sus labores paralizadas por 15 días de huelga, luego de alcanzar un acuerdo con la Cámara Panameña de la Construcción.

Se trata de una convención colectiva que estará vigente hasta el año 2017 a partir del próximo 1 de julio y que consiste en un aumento de 98 centésimos  la hora durante el tiempo que dure la convención, empezando con 27 centésimos en el primer año. También contempla el suministro de uniformes a los obreros y aumento de la cobertura de la póliza de seguro, entre otros beneficios.

Saúl Méndez, Secretario General del SUNTRACS dijo que se negoció con la patronal los salarios para los próximos cuatro años en obras especiales como las de la ampliación del Canal y el tercer puente sobre la vía acuática que era, según afirmó, "la parte medular de la discusión".

Uno de los proyectos más afectados por este paro ha sido la ampliación del Canal de Panamá que, según su administrador general, Jorge Luis Quijano, perdió un millón de dólares diarios durante la suspensión de los trabajos por el retraso en las obras.

Adicionalmente, de acuerdo con Quijano, Grupo Unidos por el Canal (GUPC), consorcio a cargo de las obras, comunicó a la ACP que presentará un reclamo por sobrecostos a causa de la huelga. 

GUPC paralizó las obras también en febrero pasado ante un prolongado diferendo financiero con la ACP y envió a los trabajadores a sus casas.

El Grupo ganó en 2009 la licitación para construir las esclusas, en los litorales Pacífico y Atlántico, con una oferta de 3.118 millones de dólares y la meta de concluir obras en 2014, pero por atrasos se postergó a 2015. Las esclusas son la parte más importante de la ampliación, que empezó en 2007 con un presupuesto total de 5.250 millones de dólares y permitirá el paso de buques de mayor tamaño que los que actualmente pueden transitar por la vía inaugurada en 1914.

Este último conflicto pone en duda si el ya atrasado proyecto de ampliación de la vía pueda concluirse para diciembre de 2015 o si sufrirá un nuevo retraso.

El retraso afecta también a otros países, como Estados Unidos, que han hecho grandes inversiones en ampliación de sus puertos para recibir a los nuevos buques.

El proyecto total, presupuestado en 5.250 millones de dólares, lleva un avance de 74%. Por esta vía, cuyos principales usuarios son Estados Unidos y China, pasa 5% del comercio marítimo mundial. 

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información
Aceptar