Votar

Sin votos aún

Tomando el pulso al turismo en España

20-02-2014

El sector turístico es el único que ha aportado en 2013 benéficas noticias en los indicadores de la economía española dentro de la situación actual. Esto lo hemos palpado en la última edición de la feria FITUR, donde se han visto superadas todas las expectativas.

En FITUR 2014 se han alcanzado unas cifras globales de asistencia de público en general de cerca de 220.000 visitantes, con un contingente cercano a los 120.000 profesionales en las jornadas dedicadas a estos expertos, concurriendo más de cien países, lo que nos lleva al aumento de casi un 4% respecto a pasadas ferias.

El resto de visitas de público en general fue la que experimentó un incremento del 7%. Para Madrid se calcula que la repercusión en sus ingresos derivados de esta feria, podrían alcanzar los 175 millones de euros.
 
La Secretaría de Estado de Turismo indica que España recibió durante 2013 sesenta millones de turistas internacionales, (un 5,6% más que en 2012). Al mismo tiempo del aumento de los mercados tradicionales, han tenido un incremento los mercados emergentes, tales como Rusia y los Países Nórdicos, repercutiendo estas cifras en la elevación del gasto efectuado por dichos turistas, que se ha visto acrecentado en un 9,6% respecto al año 2012.

También apunta la citada Secretaría que el turismo nacional muestra signos de recuperación, pues no debemos olvidar que este representa el 50% del volumen total.

La negativa ocupación observada en algunos destinos urbanos y de interior, como es el significativo caso de Madrid, donde su tasa de ocupación en verano no llegó al 50% de sus plazas disponibles y la afluencia de visitantes retrocedió 22% en agosto, hizo que se encendiesen todas las alarmas en nuestro sector.

De ahí que nos surjan dudas sobre  si la reactivación económica y la salida de la crisis durante 2014 nos darán los frutos tantas veces prometidos por los políticos, y cabe preguntarse sí verdaderamente existe una política turística armonizada o se confía más, y casi solamente, en el tradicional turismo de “sol y playa”.

No nos dejemos llevar por pesimismos sombríos y confiemos en que lo expuesto en estas primeras líneas nos conduzca al clima más positivo y activo que hemos respirado en este pasado FITUR. Confiemos también (y trabajemos por ello) en que el turismo siga siendo la primera industria española.

Eso sí, que no nos hagan percibir y angustiarnos con el Mito de Sísifo, y tomémoslo con “prudente optimismo”.

(Andrés Encinas, presidente de la Asociación Española de Profesionales del Turismo, AEPT)

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información
Aceptar