Su voto: Ninguno Promedio: 5 (1 voto )

Naturaleza y cultura en la Isla de Puan, provincia de Buenos Aires

Fuente: TUR Noticias

Inmersa en una laguna que invita a la práctica de deportes náuticos y la pesca del pejerrey, la Isla de Puan es una reserva protegida al sur de la provincia de Buenos Aires. Alberga más de 100 especies de la flora autóctona y animales como ñandúes y mulitas, y es un sitio ideal para el relax, pues ofrece áreas de camping y paseos en los cerros.

La provincia de Buenos Aires alberga en cada uno de sus rincones tesoros que aún resultan desconocidos para miles de turistas extranjeros que buscan destinos naturales, donde el descanso y la tranquilidad sean los protagonistas. Uno de estos sitios es la Isla de Puan, ubicada al sur del territorio bonaerense como un desprendimiento rocoso de las famosas Sierras de la Ventana.

Atractivo ineludible en el sur bonaerense, se trata de un destino veraniego ideal para unas vacaciones de relax en contacto con la naturaleza. Como valores adicionales, en la zona se ofrecen paseos entre los cerros que conducen a capillas, espacios destinados a la espiritualidad, una gruta y un sendero botánico en desarrollo.

En el centro de una laguna que habitualmente es utilizada para la práctica de actividades náuticas y la pesca deportiva, se extiende la Isla: es un área fiscal que hace poco más de 10 años fue declarada Reserva Natural y Cultural. Ocupa en total unas 60 hectáreas a casi 700 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.  Además de albergar numerosas especies de flora y fauna, también guarda huellas de antiguas comunidades aborígenes que habitaron la región.

En la ciudad, el viajero encuentra una infraestructura hotelera completa con teatros, museos y restaurantes. En la isla sólo hay un área de camping.

Un hecho inesperado

Hace más de 30 años, la Laguna de Puan era un autódromo y el acceso a la Isla se podía hacer vía terrestre. En tanto, varias inundaciones y las consecuencias del terremoto de Cauzanel, acaecido en la provincia de San Juan en 1977, cambiaron la geografía del lugar.

El camino de acceso quedó sumergido y el crecimiento de la laguna disminuyó las costas de la Isla. Actualmente, el espejo de agua cuenta con unas 700 hectáreas y unos seis metros de profundidad, dependiendo del régimen de lluvias.

Características distintivas

Para continuar con las visitas al área de interés, donde se estima existen sitios arqueológicos con más de 3 mil años de antigüedad, el Municipio de Puan habilitó un transporte marítimo que cruza a diario. Una vez en la Isla, otro de los atractivos es la casa del cuidador, donde habita un personaje del pueblo llamado Don Octavio Lavigne.

En el camping de la Isla se ofrecen completas instalaciones, con sanitarios y parrillas, para los que se animan a prender el fuego y degustar un típico asado argentino. Según los lugareños, es en este poblado del sur de Buenos Aires donde se encuentran las mejores carnes del país, porque las tierras son aptas para la producción de plantas de forraje que agilizan el engorde del ganado.

La economía de Puan depende también de actividades agropecuarias como la cosecha de trigo y cebada cervecera, tras la instalación en la localidad de la Maltería Pampa, considerada entre las más grandes del mundo. También se siembra girasol, maíz y en los últimos años soja.

Al aire libre

Localizada en el extremo occidental de las sierras de la Ventana -también conocido como Sistema de Ventania-, la Isla de Puan conserva gran parte de la vegetación característica de los cerros.

En sus alrededores se encuentran más de 100 especies de flora autóctona u otras plantadas por el hombre. En cuanto a la fauna, existen animales en estado salvaje, como ñandúes, mulitas y cuices.

Frente a la laguna se encuentra el Predio de la Fiesta Nacional de la Cebada Cervecera, que en el mes de enero convoca a miles de personas para disfrutar de un espectáculo con artistas de reconocimiento internacional, ferias y otros eventos culturales.

Paseos urbanos

El pueblo de Puan fue fundado en 1876, tras ser utilizado como guarnición militar durante la Campaña del Desierto. Luego llegaron los familiares de la tropa y algunos comerciantes, que dieron vida al conglomerado. Actualmente, cuenta con unos seis mil habitantes y para recorrer ofrece diversos paseos.

La Plaza Alsina y la Plaza de la Patria son las más destacadas de la urbe como espacios recreativos y también como íconos de la historia. Es en la segunda de ellas donde se presume fue erigido el Cementerio Militar. Allí existe una fuente y una cripta que guarda restos de los soldados encontrados en el lugar, lo que llevó a denominarla también como Plaza del Soldado Desconocido.

Para conocer el pasado de la zona, otra de las mejores opciones es el Museo Histórico Ignacio Balvidares, ubicado en el ex Mercado Municipal, con entrada libre y gratuita.
Con propuestas culturales todos los fines de semana, se destaca el Teatro Hispano de Puan, frente a Plaza Alsina.

Finalmente, la Biblioteca Bernardino Rivadavia con numerosos ejemplares para admirar.

Otras actividades

En la zona de los cerros, el viajero encuentra senderos para disfrutar de las vistas panorámicas de Puan y la región, así como algunos templos de fe religiosa.

Por el camino Pichihuinca, a unos tres kilómetros de la ciudad, se llega a los últimos peldaños del Sistema de Ventania, y tal vez los de mayor edad.

En el cerro Chico, el visitante encuentra el Centro Mariano de espiritualidad; el Monasterio de Santa Clara, sede de la primera Comunidad Contemplativa de Hermanas Clarisas del Sur argentino; la Porciúncula, una capilla en honor a la Virgen Madre de Misericordia; el Santo Sepulcro; La Resurrección; la Cruz Monumental; el mirador y el Cristo Redentor. En este sitio, cada mes de marzo se lleva a cabo la procesión en honor a la Virgen María alrededor del cerro, la cual culmina con una multitudinaria misa.

En el cerro Grande -también conocido como De la Paz- se construye un mirador de 20 metros de altura denominado Millennium, que servirá como testimonio de la cultura a través del tiempo, con una capilla en la base. Allí, se encuentra la gruta de la Virgen de Lourdes, réplica de la existente en Francia, con una cascada artificial.

Y como atractivo extra, en ese mismo cerro se desarrolla un paseo botánico, con gran cantidad de especies de plantas de diferentes países.

La pesca deportiva se realiza embarcados o desde la orilla de la laguna de Puan en zonas habilitadas desde el 2 de diciembre hasta el 31 de agosto. Otra laguna que invita a la pesca de pejerreyes y bagres es la de Segovia, a unos 15 kilómetros del pueblo, sede del Club de Pesca Deportiva.

La lancha municipal que cruza a la Isla de Puan sale todos los días entre las 9 y las 15, a un valor estimado de U$S 2,5 y gratis para menores de 10 años.

Se organizan visitas guiadas y deben solicitarse en el área de Turismo local. Para dormir en la urbe hay dos hoteles: Residencial Savizky y Hotel Puan. Los campings son tres: el Municipal, el de la Isla y el del Predio de la Fiesta de la Cebada Cervecera.

Desde Buenos Aires Capital  son 680 kilómetros de distancia hasta Puan. Las rutas de acceso vía terrestre son las provinciales 67 y 76. Vía aérea la opción más cercana es el aeropuerto de Bahía Blanca, a 175 kilómetros. Los boletos desde Buenos Aires cuestan unos U$S 180.

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene como privado y no se muestra públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.